Colina vivió la segunda versión del Festival Internacional de Jazz 2015, el cual durante dos días deleitó a los asistentes quienes llegaron hasta Laguna Piedra Roja, para disfrutar junto a los mejores exponentes nacionales e internacionales del género, entre ellos el estadounidense Scott Henderson.

El festival organizado por la Ilustre Municipalidad de Colina, en conjunto con la Corporación de Artes y Cultura, contó nuevamente con la presencia del destacado trompetista nacional, Cristián Cuturrufo, quien además de presentarse con su quinteto “The Chilean Project”, también formó parte de la producción del evento.

Un honor poder ser parte de la organización de esta gran fiesta de la música, que se ha transformado en el festival de jazz más importante de Chile por su carácter de internacional”, señala Cuturrufo.

¿Cómo evalúa la evolución que ha tenido el festival con respecto al del año pasado?

Se nota bastante el crecimiento en cuanto a comunicación por parte de todos, los artistas y por supuesto que el interés de los medios, lo que deja una sensación de buena comunión entre organizadores, producción y municipalidad.

Con respecto a la realización del evento de este año. ¿Cómo funcionó el trabajo entre todas las personas involucradas?

Don Mario Olavarría (Alcalde) junto a Rodrigo Opazo (Director de la Corporación de Artes y Cultura) nos ayudaron ha realizar un festival muy relajado y fácil de ejecutar en términos de planificación, lo cual siempre se agradece dejándonos con muchas ganas de repetir la experiencia para el próximo año.

Durante esta segunda edición, se presentó junto a su grupo “Chilean Project”. ¿Qué nos puede comentar acerca de esto?

Tocamos en lo que denominamos “el día nacional” (viernes 23 de octubre) en donde además de nosotros estuvo Jorge Caraccioli con su banda mostrando lo mejor del funk, soul y rhythm and blues. Por mi parte, junto a mi proyecto “Chilean Project”, el cual es un quinteto que permite realizar una fusión entre los músicos chilenos más destacados a nivel internacional durante el último año, nos tocó abrir la jornada con una recepción increíble por parte del público.

 Para realizar un festival de jazz exitoso como este. ¿Cuál es la clave, considerando que sigue siendo un género de nicho?

Lo principal es brindar un show de calidad. Creo que lo dije para la primera versión de festival; Es necesario invertir en buen sonido, infraestructura, iluminación, artistas. La clave está en atreverse a realizar un gran espectáculo, el cual muchas veces acerca a personas que por primera vez escuchan jazz a interiorizarse en el genero.

Luego de estas dos veladas. ¿Con qué sensación piensa que quedaron los asistentes?

Que fueron parte de un festival “filete”, en donde tuvieron la oportunidad de disfrutar de los mejores exponentes del jazz mundial en Colina.