Durante los días 10 y 11 de noviembre se llevó a cabo por primera vez en nuestra comuna el “Festival de Arpas al sur de Chile de Colina”. La organización a cargo de su director Cristian Rodríguez, lleva desarrollándose desde el 2009 al sur de nuestro país, donde al igual que en nuestra comuna, repleto los recintos donde se presentó.

En esta oportunidad la convocatoria se desarrolló de forma gratuita en Teatro Chicureo, ubicado en Boulevard Los Ingleses. El encuentro reunió exponentes nacionales e internacionales de larga trayectoria, que vinieron a representar a su país con sus variados estilos rítmicos; entre ellos Colombia, Argentina, Paraguay, México y Chile.Corporacion de Arte y Cultura de Colina

La alianza entre nuestra Corporación de Artes y Cultura de Colina con el director del festival, surgió gracias a Daniela Alarcón; quien es una destacada arpista de nuestra comuna, cuya trayectoria la echo representar a Chile en importantes festivales internacionales y quien además lleva 5 años participando de ésta versión.

“Estoy feliz de representar a mi comuna, espero que la gente se lleve un buen recuerdo del arpa, lo ideal sería que este festival se pueda realizar nuevamente, ojalá en Centro de Colina, para que así sea más accesible a toda la gente”. Señalo Daniela Alarcón.Corporacion de Arte y Cultura de Colina

Cabe destacar que la noche del viernes, en medio del espectáculo, se generó un corte general de energía eléctrica en el sector, que dejo los artistas sobre el escenario a oscuras, sin embargo, su profesionalismo los llevo a terminar de todas formas el espectáculo que aún disponía de la presentación de 2 exponentes más.

La mala jugada de la noche, transformo mágicamente la velada, donde ningún asistente dejo el recinto, generando una atmósfera aún más intima entre el público y los artistas que decidieron bajar con sus instrumentos y terminar la presentación tocando en medio del público.Corporacion de Arte y Cultura de Colina

La gloriosa noche del sábado, dejo que muchos de los exponentes extranjeros realizaran el repertorio de la noche anterior, que no pudieron llevar a cabo tal como lo tenían preparado debido al corte de energía, culminando así un festival que reunió música, arte, variados estilos musicales y por sobre todo un importante intercambio de cultura en el arte de tocar el arpa.