El expositor fotográfico más destacado a nivel mundial fue casi imperceptible para los ojos de los chilenos durante mucho tiempo, época en el cual permaneció silencioso mientras los años hacían de sus obras unas magnificas piezas de arte impresos.

Muchos de sus trabajos originales permanecen guardados en parís, en los archivos de la agencia Magnum, en la cual Agnés Sire fue directora de arte a principios de la década de los ochenta, y fue ella quien realizó la curatoría de cientos de fotografías del artista chileno.

El encuentro Internacional de la Fotografía de Arles N44º, realizado en junio de 2013, fue la ocasión en la cual se inauguró la itinerancia de la muestra de una de las exposiciones más importantes a nivel mundial, la del Fotógrafo Chileno Sergio Larraín.

Esta exposición, que traza el trabajo de Larraín como uno de los más destacados fotógrafos del siglo XX, se inauguró en el Museo Nacional de Bellas el 28 de Marzo, muestra que tras su término será exhibida en diferentes regiones de a los largo de Chile.

Larraín es considerado como una figura internacional de esta disciplina, y a pesar de que casi al finalizar de sus años trabajó con la retrospectiva de su obra, su trabajo se convirtió rápidamente en uno de los mejores retratos en su disciplina.

Su vida

Nació en Santiago de Chile. Fue criado alrededor de lo artístico, pues su padre, arquitecto destacado de América del Sur, era amigo de pintores como Josef Albers y Roberto Matta.

Estudió Ciencias Forestales y Ambientales entre 1949-1953, fecha en la cual compra su primera cámara, sin embargo es en Estados Unidos, pasados varios años, donde profundiza en las técnicas del laboratorio fotográfico.

Uno de los motivos por el cual Larraín se avoca a la fotografía, fue la muerte accidental de su hermano menor, tras lo cual intenta calmar su dolor plasmando lo que sus ojos ven sobre material conciso.

Tras el fatal accidente regresa a Santiago, donde colabora con el Hogar de Cristo y Fundación Mi Casa, instituciones en las cuales fotografía innumerables registros de diversas situaciones, las cuales Edward Steichen, curador en el Museo de Arte Moderno de Nueva York, recibe y compra dando así un espaldarazo internacional a la carrera de Larraín.

Exposición

La obra que actualmente se presenta en el museo Bellas Artes, fue curada por la francesa Agnés Sire, quien seleccionó 164 imágenes del registro fotográfico del artista nacional (1931 – 2012), siendo esta la primera exposición de su obra en Chile desde los años sesenta.

El despliegue es el camino evolutivo del artista, pasando por su aprendizaje hasta su más altos reconocimientos obtenidos en la destacada agencia Magnum Photos.

Esta selección de fotografías cuenta las diferentes etapas en la vida de Larraín marcada por sus incontables viajes y la infinita investigación introspectiva de sus obras.

En esta exposición son 157 las fotografías, 11 dibujos y 7 satoris extraídos y aumentados recientemente por medio de los negativos originales, basados en las copias autorizadas por el autor. Junto a la formidable exposición, también se despliegan proyecciones audiovisuales y documentación en vitrinas.